GVSSA dos años del sismo del 15 de agosto 2007, aún existen más de 40,000 familias viviendo en albergues temporales de estera y plástico
expuestas a la inclemencia del tiempo o en viviendas reconstruidas sin asistencia técnica.

En los últimos cuarenta años, los sismos en el Perú han ocasionado la destrucción material valuada en el orden de decenas de miles de millones de soles y cerca de 70,000 muertes.  El terremoto del “Sur Chico” ha evidenciado la alta vulnerabilidad de las viviendas, especialmente en el caso de las poblaciones rurales y periurbanas. Muchos distritos en la zona de emergencia aún carecen de planes de prevención para la atención de desastres en sus planes de desarrollo, asimismo tampoco ha sido una prioridad el ordenamiento territorial que garantice la ubicación de las viviendas en zonas seguras.

El sismo del 15 de agosto 2007 dejó 75,786 viviendas inhabitables (destruidas y muy afectadas) que requieren ser reconstruidas. Se estima que por lo menos 10,647 viviendas están ubicadas en el ámbito rural.

Revisado por el Grupo de Viviendas Seguras y Saludables – GVSS: Asociación Paz y Esperanza, Asociación Solidaridad Países Emergentes – ASPEm, CARE Perú, CARITAS, Cooperación Técnica Alemana – GTZ, Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación – COSUDE, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Centro de Estudios y Prevención de Desastres – PREDES, Pontificia Universidad Católica del Perú – PUCP. Fotografías: CARE Perú, GTZ, PUCP, Andina, Fundación contra el Hambre.