Este jueves se lanza una importante herramienta global denominada “Normas Mínimas para la Educación en Situaciones de Emergencia” que busca asegurar la educación de más de 75 millones de niños, niñas y adolescentes afectados por desastres naturales para tener acceso a una educación protectora y de calidad en Sudamérica.

Esta herramienta permite articular la calidad y el acceso a la educación en emergencias con la recuperación temprana, brindando buenas prácticas para la coordinación entre gobiernos, trabajadores humanitarios, profesionales de la educación y comunidad educativa en general.

Esta iniciativa será presentada para toda la región de Sudamérica por el Ministerio de Educación del Perú con la colaboración de Grupo Impulsor de la Educación en Situaciones de Emergencia en Perú, integrado por instituciones como Save the Children, CARE, World Vision, Plan Internacional, Soluciones Prácticas, COOPI, PNUD, Unesco, OCHA y Unicef.

El viceministro de Educación, Idel Vexler felicitó este trabajo conjunto con los aliados a fin de asegurar la educación de calidad como un derecho del que no puede privarse a nadie, menos aún a niñas, niños y adolescentes. “Un reto especial para quienes promueven el acceso de la niñez y los adolescentes a una educación de calidad lo constituyen las situaciones de emergencia”, dijo.

La versión actualizada de las “Normas Mínimas para la Educación en Situaciones de Emergencia” contiene aspectos de preparación, respuesta, recuperación ante desastres y que  fueron formuladas inicialmente en 2004.

Desde la primera edición del manual se ha logrado un avance sustancial para que millones de niños, niñas y adolescentes afectados por desastres o conflictos tengan acceso a la educación.

“La educación durante emergencias ahora recibe prioridad por parte de muchos gobiernos y profesionales humanitarios como algo que salva y sostiene la vida”, manifestó.

La edición 2010 de esta norma reúne los aprendizajes y las buenas prácticas de miles de usuarios del manual del 2004, reforzando el mensaje de comunidades de lugares como Haití o Sudán. Se está lanzando con tres herramientas acompañantes: la guía de bolsillo sobre género de esta norma, las Notas de Orientación relativas a la enseñanza y el aprendizaje de la norma y la guía de referencia sobre financiamiento externo para la educación de la norma.

La norma fue concebida en el Foro Mundial sobre la educación en Dakar (Senegal) en el año 2000, en respuesta a un hecho preocupante: de los millones de niños y niñas en el mundo que no asistían a la escuela y que es una realidad que aún persiste hasta la actualidad.

Las Normas Mínimas para la Educación en Situaciones de Emergencia abarcan todas las áreas de la respuesta educativa, desde el acceso y la seguridad de los educandos hasta la formulación de planes de estudio y el papel de los maestros y maestras.

Más de 1,000 personas contribuyeron al desarrollo de la herramienta, la cual está disponible, sin costo alguno, para todos aquellos que trabajan impulsando la educación en contextos de emergencia y recuperación.

Para mayor información, visite www.savethechildren.org.pe