Comunicado

    En la edición del día 7 de febrero de 2012, el diario La República informó sobre la captación y adoctrinamiento de niños por parte de Sendero Luminoso en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE). En el informe se presenta una serie de fotografías en las que se aprecia a los mismos niños en un campamento utilizando armas de fuego.

    Ante esta nueva evidencia de vulneración de Derechos del Niño, Save the Children reitera su profundo rechazo al reclutamiento y uso de niños y niñas por parte de agrupaciones armadas y exhorta a la liberación de aquellos que fueron secuestrados con estos fines.

    Exigimos a las autoridades tomar las medidas respectivas para la liberación de estos niños ya que se cuenta con la información sobre las personas y su ubicación en la selva del Vizcatán. Esta medida debe ser tomada de manera inmediata ya que de acuerdo al Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de menores de edad en conflictos armados, el Estado está obligado a impedir el reclutamiento de niñas y niños.

    Igualmente, y de acuerdo al Interés Superior del Niño, pedimos que una vez recuperados, estos niños y niñas reciban el soporte psicológico adecuado para lograr su rehabilitación y posterior reinserción en la sociedad. Asimismo, de acuerdo al Protocolo Facultativo, el Estado está conminado a adoptar las disposiciones legales para prohibir y tipificar esta práctica.

    Por ello solicitamos la elaboración de un plan integral para proteger a los niños recuperados que involucre a todos los sectores de gobierno. Save the Children ha rechazado permanentemente el uso de niños y niñas como soldados, y reafirmamos nuestro compromiso de mantenernos vigilantes ante este tipo de situaciones que constituyen una flagrante vulneración los Derechos del Niño.

    Lima, 7 de febrero de 2012