COMUNICADO

A partir de denuncias recibidas por parte de la organización no gubernamental Waman Wasi y padres de familia de la comunidad nativa de Wayku, ubicada en Lamas, departamento de San Martín, exponemos ante la opinión pública y denunciamos el caso de reclutamiento indebido de 15 niños por parte de las Fuerzas Armadas.

De acuerdo a la organización mencionada, estos niños fueron separados de sus familias y llevados por miembros del Ejército Peruano a la base BIN 23 de Tumbes, donde estarían siendo usados como soldados.

Ante esta nueva evidencia de uso de niños como solados en nuestro país, Save the Children manifiesta su profundo rechazo y condena el reclutamiento de niños por parte de las Fuerzas Armadas por ser una clara violación a los Derechos del Niño.

El empleo de niños y niñas en acciones armadas o su explotación, son prácticas inaceptables, consideradas las peores formas de violencia contra los niños, y están prohibidas por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y por nuestro Código de los Niños y Adolescentes.

Recordemos que Save the Children, junto a la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), ha denunciando anteriormente casos de uso de niños como soldados, llegando a exponer esta problemática ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Por tanto, exigimos la inmediata recuperación de estos niños víctimas por parte del Estado ya que de acuerdo al Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de menores de edad en conflictos armados, el Estado está obligado a impedir el reclutamiento de niñas y niños, y además está conminado a adoptar las disposiciones legales para prohibir y tipificar esta práctica.

Finalmente, conminamos al Ejército peruano a poner en libertad a los niños que tenga en su poder, velar por su plena recuperación física y psicológica y, además, llevar a cabo las medidas correctivas necesarias, así como sancionar a los responsables, para que esta situación no se vuelva a repetir.