Representantes de diferentes organismos de Derechos Humanos expresaron su rechazo ante la propuesta lanzada por uno de los candidatos presidenciales de restituir el servicio militar obligatorio para jovenes infractores a la ley.

Teresa Carpio, recordó que el Estado peruano suscribió el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados que prohibe el uso de niños como soldados. Explicó que los niños y adolescentes no deben estar en contacto con armas, ni aprender que la solución a los conflictos se hace mediante la violencia.

“Los niños y adolescentes tienen que ser formados en un clima de tolerancia y de paz”, remarcó Carpio, al agregar que el Estado debe promover una educación técnica, así como mejorar la formación en los colegios públicos con talleres formativos y prácticas que contribuyan a desarrollar los valores.

“Se equivocan si creen que así se les formará cívicamente”, agregó. Asimismo dijo que el rol del Estado es proteger a los adolescentes y lograr su resocialización a través de apoyo sicológico que involucre a ellos y a sus familias. “Así no se soluciona el tema de fondo”, dijo.

Nota publicada en Diario 16

Para mayor información, visite www.savethechildren.org.pe