Esta nota fue publicada el 25/04/2012 en la web del diario El País de España acerca de la Semana de Acción Mundial por la Educación. Ha sido escrito por PATRICIA GARCÉS, de Ayuda en Acción, miembro de la Campaña Mundial por la Educación.

¿Cómo sería tu vida si no hubieras ido al colegio? ¿Si no hubieras aprendido a leer? Pocas veces dedicamos 3 minutos de nuestro escaso tiempo a pensar sobre el Derecho a la Educación. Este derecho que más de 180 países se comprometieron a que fuera una realidad para todas las personas en 2015. Este derecho que todavía se le niega a 67 millones de niños y niñas que no van a la escuela y a 759 millones de personas adultas que no saben ni leer ni escribir.

Este año, en el que en muchos países se está recortando en servicios sociales como la Educación, desde la Campaña Mundial por la Educación queremos defender la importancia de la educación de 0 a 6 años, clave para el desarrollo de las personas. La educación infantil es la primera oportunidad de aprender fuera del hogar para muchos niños y niñas. Especialmente en el caso de familias de bajos recursos, una adecuada atención en esta etapa es el cimiento para que puedan aprovechar al máximo su paso por la escuela.

Si queremos contar con personas adultas, competentes y capaces de aportar a sus comunidades y sus países, debemos atenderles desde que nacen. Si además, queremos contar con personas que conozcan sus derechos, que sean reflexivas, críticas y capaces de construir otro mundo, no tenemos ni un minuto que perder. Porque cuanto más tarde ofrezcamos a los niños y niñas menores de 6 años una atención y educación adecuada (que aborda la salud, la nutrición, el desarrollo social y emocional, el lenguaje y el aprendizaje), menos posibilidades tendrán de alcanzar su pleno desarrollo.

Y si ese desarrollo y esa formación la queremos para nuestros propios hijos e hijas, ¿por qué no lo exigimos para todos los menores, independientemente de dónde hayan nacido?

Por eso, en estos tiempos de crisis y recortes, no podemos perder un minuto más aceptando excusas y debemos afrontar el camino por el que millones de personas accederán a la educación. Ese camino embarrado, que no se puede recorrer si no es a pie, que te lleva a una escuela alejada, en la que te espera un aula abarrotada y un profesor que en el mejor de los casos habrá terminado la secundaria. Ese camino que te niega el acceso a la escuela si eres niña para que vaya tu hermano varón. Ese camino que impide a los países del Sur contratar docentes con formación y remunerarles dignamente por unas reglas del juego impuestas por el FMI que hablan de reducción del gasto público. Ese camino que mide en cantidad los alumnos/as que terminan las etapas educativas, pero que no se preocupan de qué han aprendido.

Es urgente y necesario que recordemos al Gobierno español sus compromisos y que no aceptemos recortes en el presupuesto de Ayuda Oficial al Desarrollo destinado a garantizar la educación básica universal. Porque con 16.000 millones de dólares podríamos enviar a la escuela a todos los niños y niñas que no van a clase, la mitad de lo que en Europa y en América nos gastamos cada año en comer helados. Porque los países del G20 aportaron 400.000 millones de dólares para rescatar a los bancos.

Ahora te pedimos que dediques otros 3 minutos de tu escaso tiempo y participes en laSemana de Acción Mundial por la Educación. Te sentirás parte de algo grande. Parte de un movimiento de gente de todo el mundo a la que le importa la educación y que ha contribuido a una resta. La que dice que el número de niños y niñas que no van a la escuela es ahora de casi 40 millones menos que en el año 2000.

Fuente:
http://blogs.elpais.com/3500-millones/2012/04/sab%C3%ADas-que-%C3%A9sta-es-la-semana-de-acci%C3%B3n-mundial-por-la-educaci%C3%B3n.html