Por: Magaby Villalobos/Coordinadora de Programa Save the Children

RETO1: CONTAR CON INFORMACIÓN.

En el Perú no existe información precisa sobre el número de personas (niños y adultos) con alguna discapacidad. Tampoco sobre las condiciones en las que viven y lo qué requieren. En 1993 el INEI estimó que era el 1.3% y el Instituto Nacional de Rehabilitación que era el 31.28% . En 2006, el INEI calculó que era el 8.7% , mientras que en el 2009 el CONADIS que era el 12% . En relación a niños/as con discapacidad se calcula que son 1 millón.

Esta ausencia de información impacta directamente en el goce de los derechos de dicha población. El art. 7 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establece que… “tienen derecho a cuidados y asistencia especiales”. Eso sólo será posible si el Estado conoce a sus ciudadanos y produce información para planificar y presupuestar servicios públicos vinculados a su educación, salud, rehabilitación, medios de transporte, etc.

Fuente: Save the Children

 

RETO 2: GARANTIZAR QUE NO SE ADQUIERA ALGUNA DISCAPACIDAD POR MOTIVOS PREVENIBLES.

Se estima que en el mundo 100 millones de personas adquirieron alguna discapacidad como causa de la desnutrición. En el Perú el 18% de niños y niñas menores de 5 años tiene desnutrición crónica; en la zona rural esto alcanza al 33%. Existe una relación directa entre vivir en condiciones de pobreza y la posibilidad de adquirir alguna discapacidad, eso ya que ésta población tiene menos acceso a “factores protectores” : control prenatal, parto seguro, buena alimentación, acceso a servicios de salud y educación de calidad, acceso a vacunas, etc. En el Perú la niñez tiene un alto riesgo de adquirir alguna discapacidad debido a una o varias de las siguientes condiciones:

  • 270.000 gestantes tienen anemia. Riesgo: bebé prematuro y con bajo peso.
  • Alto porcentaje de partos en condiciones no adecuadas (personal, equipos, etc.).
  • El 60% de niños y niñas vive en condición de pobreza.
  • El 47% de los niños y niñas de las ciudades y el 54% de las zonas rurales tienen anemia.
  • No existe un sistema público nacional para detectar trastornos al nacer que pueden derivar en alguna discapacidad si no son tratados:
  • PKU (fenilcetonuria): produce daños cerebrales y retraso mental.
  • Hipotiroidismo: retrasa el crecimiento y el desarrollo del cerebro.
  • Galactosemia: puede provocar muerte del bebé o ceguera y retraso mental.
  • Anemia de glóbulos falciforme: daña órganos vitales y puede causar la muerte.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita (CAH): afecta el desarrollo genital, puede alterar el funcionamiento de los riñones y provocar la muerte.

RETO 3: DETECTAR LA DISCAPACIDAD DESDE LA MÁS TEMPRANA EDAD.

En el Perú no existe un sistema intersectorial para la detección de alguna discapacidad. El último avance es la Resolución Ministerial 990-2010-MINSA . Entre otras cosas, esta norma establece las disposiciones técnicas para la evaluación oportuna y periódica del crecimiento y desarrollo de la niña/o menor de 5 años, lo que permite que el personal de salud identifique oportunamente situaciones de riesgo o alteraciones para la atención efectiva del niño y niña. Ahora toca difundir la norma y asegurar las condiciones para implementarla. Un estudio , realizado en el 2009 por SEPEC y Save the Children, en 17 escuelas, en una muestra de 1,279 escolares de 3ero de primaria, entre 7 y 13 años, arrojó 53 casos no detectados con fuertes indicios de tener alguna discapacidad (intelectual, autismo, física) y 616 casos no detectados con problemas de lenguaje y de aprendizaje, visuales, de conducta, trastorno psiquiátricos, etc.

RETO 4: ATENDER DESDE LA MÁS TEMPRANA EDAD A LA NIÑEZ CON DISCAPACIDAD PARA DESARROLLAR AL MÁXIMO SUS POTENCIALIDADES.

Uno de los primeros problemas que enfrentan las personas con discapacidad es que, para recibir una atención estatal especializada, requieren del Certificado de Discapacidad que emite el sector salud. Se calcula que hay sólo 350 médicos a nivel nacional acreditados para esto y hay regiones, como Huancavelica, donde no hay ninguno. Otro problema grave proviene del sector educación que cuenta con un único servicio especializado para atender a niños con discapacidad menores de 6 años (PRITE ). A través del PRITE se atiende sólo a 2,053 niños y niñas en todo el Perú. El PRITE de Villa María del Triunfo tiene una lista de espera de más de 100 niños por ser atendidos. De otro lado se calcula que el 87% de niños con discapacidad están fuera del sistema educativo regular o especial . Finalmente, a pesar de las normas vinculadas a la “Educación Inclusiva” hay 48 provincias que no cuentan con un Centro de Educación Básica Especial y por ende con un equipo SAANEE (equipo multidisciplinario responsable de garantizar la inclusión de calidad de niños con discapacidad a la escuela). Un avance en este aspecto es que el Programa Nacional Wawa Wasi, en alianza con Save the Children y GID , está implementando un proyecto piloto para incorporar a la niñez con alguna discapacidad a su servicio. Eso es muy importante ya que el PNWW opera en zonas pobres del país y brinda una atención integral a niños y niñas de 6 meses a 4 años.

En este contexto es clave el compromiso firmado por los 2 candidatos que han pasado a la segunda vuelta electoral: Ollanta Humala y Keiko Fujimori, en el marco de la Campaña “TODOS CON LA INFANCIA. VOTA POR LA NIÑEZ AHORA”. Entre otras acciones se han comprometido a:

  • 100% de niños/as tendrán acceso a algún seguro de salud.
  • Al menos el 96% de niños/as hasta los de 36 meses tendrán sus vacunas completas.
  • 100% de niños con diagnóstico de VIH recibirán tratamiento oportuno y continuo.
  • Reducir en un 30% la prevalencia de desnutrición crónica
  • Reducir a la mitad la prevalencia de anemia en niños de 6 a 36 meses.
  • Cubrir la brecha de la 165 provincias que no cuentan con PRITE y de las 48 que no cuentan con CEBE y SAANEE.