La conservación de bosques es un deber, pero también una gran oportunidad para la región amazónica. Prueba de ello, es el creciente compromiso de muchas de sus autoridades por impulsar mecanismos que, a partir de la valoración del rol de los bosques como reguladores del clima, promuevan su conservación en beneficio de la población local.

Es así que, en su búsqueda por promover un desarrollo sostenible, el Gobierno Regional de Madre de Dios organizó conjuntamente con WWF Perú, el encuentro “Mejores prácticas de REDD+”. Dicho evento, realizado en Lima del 22 al 24 de junio, reunió a destacados expertos de América a fin de discutir los desafíos, oportunidades y herramientas clave para el diseño de marcos nacionales y sub-nacionales REDD+ a ser aplicados en Perú.

Madre de Dios es una de las regiones amazónicas que por su alta biodiversidad se ha convertido en una zona prioritaria para la conservación de la naturaleza en la Amazonía y el mundo. Y es que, este territorio viene siendo amenazado por actividades tales como la minería informal, la tala ilegal, y la construcción de obras de infraestructura sin una adecuada planificación, que implican una serie de potenciales impactos en los bosques y ecosistemas de la región.

“Haber realizado este Taller con la compañía de WWF, demuestra la preocupación que el gobierno regional tiene por la preservación de sus bosques. Además, es muy importante para nosotros, ya que nos ayuda a enriquecernos en el tema de Reducción de Emisiones por Degradación y Deforestación (REDD), para poder generar mecanismos y estrategias, y tener ingresos económicos de manera sostenible, protegiendo a nuestros bosques”, afirmó Alejandro Bernilla, Representante del Gobierno Regional de Madre de Dios.

En este encuentro se contó, además, con la participación de otras importantes regiones del Perú como San Martín y Cusco, cuya representante, Rosa Urrunaga, se mostró entusiasmada ante este tipo de iniciativas “que fortalecerán actividades que busquen la conservación de bosques, además de articular, junto con otras regiones amazónicas acuerdos para realizar proyectos que apoyen en el desarrollo de actividades REDD de manera conjunta”.

Fueron cerca de 40 participantes de países como Argentina, Bolivia, Paraguay, México, Colombia, Brasil, , Inglaterra, Estados Unidos y Canadá, los que coincidieron en la necesidad de fortalecer los esfuerzos sub-nacionales para desarrollar mecanismos y herramientas de REDD+. “Estos contribuirán con la valoración y conservación de bosques locales a partir de su rol frente al cambio climático global, lo que permitirá ampliar su contribución a los ámbitos nacional y regional”, afirmaron.

Bosques y clima en la Amazonía

La región Amazónica es reconocida a nivel mundial por su enorme biodiversidad y vastas extensiones de bosques, que al absorber grandes cantidades de dióxido de carbono, contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático. Sin embargo, presiones derivadas de actividades extractivas y la expansión de infraestructura vienen convirtiéndose en fuertes presiones a los ecosistemas locales.

En ese contexto, WWF Perú trabaja de la mano con las autoridades de Madre de Dios, facilitando la implementación de mecanismos y estrategias que promuevan la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD+) a fin de contribuir así con el desarrollo sostenible regional, a partir de incentivos económicos provenientes de los principales emisores de gases de efecto invernadero, que faciliten la conservación de los bosques locales