El Día Internacional de la Mujer, que se conmemora cada 08 de marzo, es una ocasión para reconocer el papel fundamental que juegan las mujeres en el desarrollo de sus pueblos, y al mismo tiempo para reflexionar acerca de lo mucho que queda por hacer para alcanzar la igualdad de género.    En Ayuda en Acción trabajamos el tema de género como un eje transversal en nuestros proyectos teniendo como pilar el empoderamiento de las mujeres, para que fortalezcan sus capacidades organizativas, técnicas y políticas necesarias para ser las protagonistas de su propio desarrollo.

“Habilitar a la mujer campesina-Acabar con el hambre y la pobreza” es el lema que la Organización de Naciones Unidas ha escogido para el Día Internacional de la Mujer 2012. Y es que las mujeres rurales representan un papel fundamental en las economías tanto de los países en desarrollo como de los desarrollados, pues contribuyen al progreso agrícola, mejoran la seguridad alimentaria y ayudan a reducir los niveles de pobreza en sus comunidades. Estas mujeres constituyen el 43% de la mano de obra en el campo, cifra que llega a ser del 70% en algunos lugares.

Según la ONU, la desigualdad entre los géneros y el acceso limitado al crédito, la salud y la educación son las principales dificultades que afrontan las mujeres rurales. Se calcula, por ejemplo, que el 60% de las personas con hambre crónica son mujeres y niñas. La crisis alimentaria y la económica, junto con el cambio climático, no hacen más que agravar la situación.

En el caso de Perú, todavía queda un largo camino por recorrer en cuanto a igualdad de género y las cifras no son alentadoras. Según el Índice Global de Brechas de Género del Foro Económico Mundial (FEM), presentando en noviembre último en Nueva York, Perú retrocedió 13 puestos en el ranking de igualdad de género en tan solo un año, debido al poco progreso que ha mostrado en logros educativos como la comprensión lectora y el rol de la mujer en la educación primaria, secundaria y universitaria. Asimismo, por la mínima mejora en el acceso a la política y a la salud de las mujeres frente a los varones.

Frente a esta situación, la Fundación Ayuda en Acción viene trabajando una serie de proyectos de desarrollo en 11 regiones de Perú en los que la igualdad de género es un eje transversal. Un ejemplo de ello es el Proyecto del Parque Artesanal Atin (palabra mochica que significa amanecer) liderado por las mujeres del distrito de Ciudad Eten, en Lambayeque.

La iniciativa, que agrupa a 35 mujeres artesanas de Ciudad Eten, está contribuyendo a revalorar la importancia de la participación de las mujeres en el desarrollo de sus comunidades a través de la capacitación y el empoderamiento.

Este proyecto  tuvo como punto de partida el programa de alfabetización impulsado desde el año 2005 en la zona por Ayuda en Acción y la ONG CIPDES, su socia local. Y es que este espacio no sólo fue posible identificar a un gran número de mujeres adultas analfabetas con ganas de aprender, sino también descubrir el enorme talento de la mayoría de ellas para la confección de los sombreros y artículos de paja, una tradición heredada desde la cultura Mochica y que estaba a punto de quedarse en el olvido.

Yo nunca fui a la escuela porque mis padres no me dejaron. Mi papá era muy machista, como todos los hombres de aquí y decía que eso no era cosa de mujeres. Sufrí mucho y me he sentido menos durante todos estos años. Hace cuatro ingresé al Programa de Alfabetización de CIPDES-Ayuda en Acción y todo fue cambiando” Cuenta Lila Silva Nunton, artesana de 51 años y madre de cuatro hijos, 3 de ellos adultos.

“No fue fácil empezar. Toda la vida le enseñan a una que tiene que obedecer al marido y él no quería que fuera a aprender, me decía que era una pérdida de tiempo, que estaba vieja y que me dedique a la casa. Tenía que escaparme y estudiar a escondidas hasta que me cansé y afronté la situación con él. He aprendido a leer, escribir, pero lo más importante a expresarme y decir lo que pienso. Me siento una luchadora” Añade Lila, quien hasta hace poco ocupó la Presidencia de la Asociación de Artesanas “Mujeres en Acción”

Sra. Lila Silva, ex Presidenta de la Asociación de Artesanas "Mujeres en Acción" de Ciudad Eten. FOTO: CIPDES/AeA

Actualmente doña Lila vende sus sombreros, bolsos, canastas y aretes, entre otros productos tejidos en paja en un puesto del Parque Artesanal de Eten. Sus artesanías también se exhiben en ferias de Lima y Cusco y gracias a ello, Lila se siente una mujer independiente, capaz de aportar en el desarrollo de su familia y su comunidad “A todas las mujeres que como yo no fueron a las escuela y vivieron sometidas por el machismo, les quiero decir que luchen por salir adelante, porque tenemos los mismos derechos y podemos trabajar. Somos valiosas y luchadoras” añade.

Dirección de Comunicación

Fundación Ayuda en Acción-Perú

Visite nuestra web: www.ayudaenaccion.org/peru

Sobre El Autor

La Coordinadora de Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (COEECI) es una red fundada en el año 1994. Agrupa a organizaciones privadas de cooperación internacional para el desarrollo que laboran en el Perú. Su principal objetivo es actuar como interlocutor organizado de estas entidades ante el Estado peruano, así como ante las instituciones privadas y públicas relacionadas con el tema.

Artículos Relacionados