ALTO A LA VIOLENCIA CONTRA LA NIÑEZ

LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS TAMBIÉN TIENEN DERECHOS HUMANOS

AUTORIDADES DEBEN PRONUNCIARSE Y RECHAZAR LA VIOLENCIA CONTRA LA NIÑEZ

En los últimos días han salido a la luz, gracias a la denuncia de ciudadanos y a los medios de comunicación, diversos hechos violentos cometidos contra niñas y niños que son injustificables. Ante esta preocupante situación, Save the Children manifiesta enfáticamente su rechazo a todo tipo de violencia que sufren cotidianamente las niñas y los niños en el país.

Denuncias sobre adolescentes explotadas sexualmente, un niño brutalmente golpeado por haber rayado un carro – quien afortunadamente superó la posible pérdida de un ojo – un adolescente apaleado por un policía por supuestamente haber robado un aparato electrónico y un docente que casi arranca la oreja a una alumna son algunos de los casos más indignantes.

Otro inaceptable hecho es el de un niño que quedó parapléjico luego de una brutal golpiza por parte de uno de sus compañeros de escuela. Este complejo caso de bullying – violencia entre pares o acoso escolar – revela el contexto de violencia en el que viven tanto el agredido como el agresor, quienes deben recibir ayuda psicológica para superar el problema.

Frente a estos hechos ¿Ha actuado la Policía y la Fiscalía con la diligencia debida? ¿Se han tomado las medidas correctivas del caso, sancionando a los responsables de las agresiones? Los niños y las niñas tienen también derechos humanos y no pueden ser tratados sin respeto alguno.

Queremos llamar la atención sobre un tipo de violencia que se da de manera cotidiana y en todos los ámbitos: el castigo físico y humillante. El castigo es una forma de violencia contra los niños, niñas y adolescentes,  y por tanto constituye una violación de su derecho a la integridad física, sicológica y a la dignidad que tienen como seres humanos.

De acuerdo al Estudio de Violencia de las Naciones Unidas, el 98% de niñas y niños sufren de castigo físico y humillante, y en la mayoría de casos estos abusos se mantienen ocultos tanto en el ámbito familiar, escolar y de la comunidad.

Save the Children, como institución que trabaja por la promoción de los derechos de niñas y niños, hace un llamado a las autoridades, quienes deben tomar medidas urgentes para que este tipo de casos no vuelvan a ocurrir. La sanción a los agresores, así como a los funcionarios públicos involucrados, deben ser parte de un mensaje claro a la ciudadanía de que no se aceptará ningún tipo de violencia contra la niñez.

Hacemos un llamado también para que se agilice el proceso de aprobación de las modificaciones al Código del Niño y del Adolescente que permitirán prohibir todo tipo de castigo físico y humillante como método de corrección.

Para mayor información visite www.savethechildren.org.pe