Tras años de investigación y debate, hoy más que nunca antes, existe consenso en torno al crítico rol de los bosques frente al cambio climático. En ese contexto, mecanismos de mitigación de los efectos del calentamiento global, como la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de bosques (REDD+) son acogidos con un creciente entusiasmo y por un número cada vez mayor de actores de todos los sectores, no solo en el ámbito global, sino también nacional, y sobre todo sub-nacional.

Con más de 70 millones de hectáreas de bosques, es natural que en Perú sean decenas de esfuerzos los que hoy se desarrollan por impulsar la implementación de REDD+. Pero ¿cuáles son las principales necesidades y oportunidades para optimizar esfuerzos en el marco de una estrategia nacional integrada?, ¿cómo pueden generarse sinergias para aprovechar mejor la diversidad de talentos involucrados?

Estas son solo algunas de las preguntas que la Organización de Estudios Tropicales, Derecho Ambiente y Recursos y WWF, la organización mundial de conservación, han querido responder a través del Diagnóstico de las Necesidades de Capacitación de las Organizaciones Públicas y Privadas para el Desarrollo del Mecanismo REDD+ en el Perú. Este estudio, recientemente publicado, es un aporte para conocer y alinear los esfuerzos existentes de información, comunicaciones y capacitación en torno a REDD+, y sobre todo un punto de partida para ayudar a construir una sólida Estrategia Nacional de Capacitación en este mecanismo.

Cuando un país como el Perú decide prepararse para abordar de la mejor manera posible un tema de tal complejidad como REDD+, necesita contar con una adecuada plataforma institucional y con las capacidades apropiadas, además del concurso y participación activa de muchos y diversos grupos de interés. En esa línea, dicha participación será más efectiva cuanto mejor preparados e informados estén los actores involucrados para construir un mecanismo eficaz tanto para la mitigación del cambio climático, como para asegurar la integridad social y ambiental de los bosques.

Precisamente, este estudio busca contribuir en ese sentido, pero adicionalmente, tiene el potencial de ser la base de una herramienta de monitoreo permanente de las capacidades necesarias para la gobernanza de REDD+. Al respecto, este esfuerzo inter-institucional , es una muestra del compromiso por seguir aportando en la edificación de un mecanismo REDD+ que extienda sus alcances, a fin de contribuir a frenar la deforestación y afrontar el cambio climático; pero que, a la vez, respete y promueva los derechos de las comunidades locales y la conservación de la biodiversidad.

    Fuente: WWF Perú