• Líderes indígenas y autoridades nacionales acuerdan próximos pasos para futuro parque nacional y reservas comunales en la zona
  • Región constituye el núcleo de importante corredor internacional para la conservación de la naturaleza, que cruza la trifrontera con Colombia y Ecuador
  • La Zona Reservada de Güeppí está en el extremo norte de la Amazonía peruana, en medio de uno de los lugares más bellos y llenos de vida en el planeta. Basta con navegar por las aguas de su principal río, el Putumayo, para dar cuenta de la gran diversidad de plantas y animales que alberga, entre los que destaca el lobo de río, el paiche, los delfines gris y rosado, y la arahuana, pez altamente codiciado por su valor ornamental. Esta riqueza natural se conjuga, además, con una alta diversidad cultural, representada por más de 30 comunidades indígenas pertenecientes a las etnias kichwa, secoya y huitoto, quienes hoy se reconocen cómo artífices de la conservación de este patrimonio.

    Sin embargo, esta área no está libre de amenazas, sino que por el contrario estas son varias y muy serias, encontrándose entre las más graves los posibles impactos derivados de la potencial operación del lote petrolero 117, el cual se encuentra superpuesto a la zona reservada.

    gueppi

    “Una zona reservada es un lugar de reconocido valor natural que espera su clasificación definitiva dentro del sistema nacional de áreas naturales protegidas, a fin de garantizar su conservación a largo plazo. Sin embargo, este carácter transitorio la convierte en un área vulnerable a otros intereses.”, señala Johana Deza, especialista de WWF.

    Conscientes de este riesgo, a inicios de octubre, un grupo de líderes de las principales federaciones indígenas de los ríos Putumayo y Napo tales como la Federación Indígena Kichwa del Alto Putumayo Inti Runa – FIKAPIR, la Organización Indígena Secoya del Perú – OISPE y la Organización Kichwaruna Wangurina del Alto Napo – ORKIWAN llegaron a Lima para reunirse con representantes del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado – SERNANP, Ministerio del Ambiente – MINAM y Presidencia del Consejo de Ministros – PCM a fin de solicitar – y brindar su apoyo para – la implementación de la propuesta existente para la categorización de la zona reservada. Esta, fue respaldada formalmente según decisión de los pueblos indígenas de la zona, en 2006 y contempla la creación del Parque Nacional Güeppí, la Reserva Comunal Huimeki y la Reserva Comunal Airo Pai.

    Como resultado del trabajo conjunto, y del compromiso con la conservación de Güeppí, las autoridades no solo ratificaron su voluntad de impulsar el proceso de categorización del área sino que el Jefe del SERNANP, Dr. Félix Sandro Chávez Vásquez, definió personalmente con los líderes indígenas las fechas y lugares en donde se realizarían los talleres de zonificación preliminar, paso previo para la categorización.

    Estos esfuerzos son impulsados conjuntamente por el SERNANP; la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana – AIDESEP; el Centro para el Desarrollo del Indígena Amazónico – CEDIA; y WWF, la organización mundial de conservación, en el marco de Putumayo Tres Fronteras, proyecto que se implementa desde 2009 – gracias al apoyo de Unión Europea y WWF Alemania – junto a las federaciones y comunidades indígenas ubicadas en las cuencas de los ríos Putumayo y Napo, con miras a fortalecer capacidades para el aprovechamiento sostenible de sus recursos y la gestión participativa de la Zona Reservada de Güeppí.

    “Un parque nacional es la categoría de protección más estricta para un área natural, lo que junto a las reservas comunales y a la consecuente participación local en la gestión de recursos, permitirá consolidar un complejo de conservación de importancia no solo nacional, sino también regional y global, lo que resalta el alcance de lo logrado por los pueblos indígenas y autoridades del país”, concluye Deza.

    Fuente: WWF Perú

    Sobre El Autor

    La Coordinadora de Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (COEECI) es una red fundada en el año 1994. Agrupa a organizaciones privadas de cooperación internacional para el desarrollo que laboran en el Perú. Su principal objetivo es actuar como interlocutor organizado de estas entidades ante el Estado peruano, así como ante las instituciones privadas y públicas relacionadas con el tema.

    Artículos Relacionados