Aunando esfuerzos por contribuir al desarrollo económico local de Huaycán, la Asociación Solidaridad Países Emergentes (ASPEm), la Asociación Laboral para el Desarrollo (ADEC-ATC), con el financiamiento de la Unión Europea, mediante el proyecto HUAYCÁN HACIA EL EMPRENDIMIENTO, acaban de iniciar los cursos de capacitación en DISEÑO Y PATRONAJE y COSTOS Y FINANCIAMIENTO, dirigidos a las MyPES del rubro de confecciones de Huaycán, en Ate. El proyecto promueve el desarrollo de dicha localidad, a través de la mejora de las capacidades productivas, de gestión y comercialización de los conductores de micro y pequeña empresas (MyPES). A su vez, promueve que las instancias empresariales locales elaboren propuestas de atenuación, compensación, prevención y enfrentamiento de la crisis económica mundial dirigidas a la Municipalidad de Ate.

En esta oportunidad se contará con la presencia de dos importantes instituciones como son el CITEConfección y Diseño Chio Lecca, en los temas de diseño y patronaje y el Instituto Peruano de Administración de Empresas (IPAE) en los temas de costos y financiamiento.

Este programa se dirige a 50 MyPEs con las cuales se ha analizado sus fortalezas, reunido información sobre su situación actual, e identificado, de manera participativa,  temáticas acordes a las necesidades e intereses específicos de sus empresas.

Las actividades formativas durarán un mes y permitirá a las MyPES desarrollar sus competencias para una mejor participación en el mercado mediante la calificación técnico productiva y la gestión de su empresa  Los cursos se inician el 18 de agosto en el auditorio del Parque Industrial de Huaycán y proseguirán en las empresas de las propias MyPES de confecciones de dicha localidad para la realización de los temas prácticos. La clausura se llevará a cabo en el instituto Chio Lecca a fines de setiembre.

La Comunidad Autogestionaria de Huaycán actualmente tiene una población superior a los 150 mil habitantes. Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática INEI, el 50.6% de la población llega a esta zona por el fenómeno de migración desde la Sierra (Ayacucho, Apurímac, Huancavelica, Junín y Pasco) ocurrido durante el periodo de violencia política. Un 25% de ellos son familias pobres provenientes de la misma capital. El INEI señala un crecimiento de la población en 600% en los últimos 17 años, lo que ha transformado Huaycán en una de las zonas con el índice de pobreza, desempleo y subempleo, más alto de la ciudad (PNUD 2006). El número de subempleados es de 42.6% de la PEA y los desempleados, llegan a un 8.8%. La economía de la zona opera dentro del circuito de la economía informal.