Bajo el lema “La oreja no es para jalar, sino para escuchar”, la Municipalidad de Miraflores, con el apoyo de Save the Children, inició una campaña contra la violencia infantil que busca promover una ciudad segura para los niños y las niñas desde su propia perspectiva y con la participación de los padres, profesores y sociedad en general.

La campaña se lanzó en el marco de la Semana Nacional por los Derechos de la Infancia, que se celebra la tercera semana de setiembre. En el marco de estas actividades figura la colocación, en parques y colegios del distrito, de un mural itinerante donde niños y niñas podrán escribir mensajes del modelo de una ciudad segura y sin violencia en el hogar, en la escuela y en la ciudad en general.

campaña contra la violencia infantil

Ello, como parte de las políticas municipales para fomentar la participación de los niños “porque una ciudad segura será en la medida en que lo sea para los niños, y la mejor manera de construirla es con las opinión de los mismos niños”, sostuvo el alcalde Jorge Muñoz Wells, quien participó del lanzamiento junto a Pilar Nores, representante de nuestro país ante el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, Paulo Sergio Pinheiro, comisionado de las Naciones Unidas que en el 2006 realizó el primer estudio global sobre violencia contra los niños en todo el mundo, Rosa María Ortiz, ex vicepresidenta del Comité de Derechos del Niño de las Naciones Unidas, y Teresa Carpio, directora de país de Save the Children.

noticia

La iniciativa cuenta con la asistencia técnica de Save the Children, así como con la supervisión de las Naciones Unidas. “Esta campaña es de suma importancia ya que permitirá a los niños y niñas opinar y dar su punto de vista sobre su distrito, y de esa manera lograr que Miraflores se convierta en una ciudad amiga de los niños”, expresó Teresa Carpio, Directora de Save the Children.

Forma parte de la campaña, el proyecto ciudad amiga de los niños, niñas y adolescentes, espacio participativo promovido por la Municipalidad de Miraflores donde se efectúan actividades de prevención de la violencia y de construcción de herramientas para acabar con la violencia contra personas menores de 18 años.