En el marco del Encuentro de organizaciones socias y amigas de Save the Children en Perú, Mayda Ramos, adjunta para la niñez y la adolescencia de la Defensoría del Pueblo, manifestó la importancia del trabajo conjunto entre el Estado y las organizaciones de la sociedad civil para lograr el pleno respeto de los derechos de los niños y niñas.

Como parte de su presentación en la mesa de diálogo “Protección de la infancia: Desde la CDN hacia la práctica cotidiana en el hogar, la escuela, la comunidad y el país”, Ramos resaltó el apoyo brindado por las diversas organizaciones y la cooperación internacional al trabajo de la Defensoría del Pueblo de salvaguardar los derechos de todos los ciudadanos y de la comunidad.

Del mismo modo, señaló que la Defensoría recibe muchas denuncias sobre maltrato, violencia sexual, castigo en las escuelas, explotación laboral y trata de personas. Por ello, se están estableciendo lineamientos de atención y acción frente a estos casos.

Informó también que uno de los ejes sobre los que trabaja la Adjuntía para la niñez y la adolescencia es el de la protección, dentro del cual tratan los temas de castigo físico y humillante, violencia sexual, trata y explotación laboral, reclutamiento por parte de grupos armados y violencia juvenil.

En cuanto al castigo físico, Ramos manifestó el compromiso de la Defensoría del Pueblo de construir un marco conceptual en el que se plantee que el castigo físico y humillante es violencia, y por lo tanto debe ser incluido como una forma de maltrato infantil.

Asimismo, aseguró que durante el año 2010 han participado de intervenciones para combatir la explotación sexual y laboral infantil, siendo el caso más emblemático el de 22 adolescentes rescatadas durante un operativo en Madre de Dios. Además reveló que durante el presente año se han presentado 11 casos de niños reclutados por parte de las fuerzas armadas, realidad preocupante y que requiere inmediata atención.

Alejandro Cussianovich, quién también formó parte de la mesa de diálogo organizada por Save the Children en Perú, trató el tema de la protección visto como un imperativo ético. “Los niños y niñas son patrimonio de la humanidad. Es por ello que es necesario promover sus potencialidades y no solo acogerlos ante una amenaza a su derecho a ser protegidos”.

Para Cussianovich, la protección hacia los niños y niñas debe ser vista como una herramienta para salvaguardar lo valioso y no para actuar en la emergencia. “Lo que realmente interesa es defender a los niños como sujetos de derechos con potencialidades y habilidades”.

Por su parte, Teresa Carpio, Directora de País de Save the Children, resaltó la importancia del Estudio de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños, informe que pone en evidencia formas de castigo físico y humillante que afectan a los niños y niñas, pero que muchas veces se mantienen ocultas tanto en el ámbito familiar, escolar y de la comunidad.

El Estudio reveló que el 98% de los niños y niñas que participaron en la investigación sufren de castigo físico. “Esta alarmante cifra es consecuencia de la aceptación social de este tipo de violencia contra la niñez, porque no se reconoce en el niño a un ser humano, sino a un proyecto sobre el cual hay que ejercer poder con el fin de formarlo” señaló Carpio.

Finalmente expuso las diversas iniciativas que Save the Children está llevando a cabo a nivel internacional, entre las que destacan la Iniciativa por la protección de la niñez, que busca establecer medidas y estructuras para prevenir la violencia, así como el fortalecimiento de los distintos actores involucrados para asegurar la protección integral de los niños y niñas.

Mayor información: Save The Children