Con la presencia de operadores de justicia, personal de salud, Policía Nacional, así como representantes del Ministerio Público, Instituto de Medicina Legal, Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social y Ministerio de Justicia, se llevó a cabo el desayuno de trabajo “Atención Integral a Niñas y Niños Víctimas de Violencia”, organizado por Save the Children y World Vision.

El Doctor José Miguel Ángulo, Director del Programa Internacional de Asistencia Médica (MAP) de Bolivia, Magister en Salud Pública y especialista en temas relacionados con violencia de género, violencia sexual y agresiones sexuales contra la niñez, fue el encargado de conducir la exposición acerca de las principales barreras de los sistemas de protección frente a los casos de violencia y abuso sexual hacia niños, niñas y adolescentes.

El especialista explicó a los asistentes que algunas de las limitaciones de los sistemas de protección son la dificultad para el acceso a los servicios, la inefectividad de las instituciones, así como el desconocimiento de la temática, los procedimientos jurídicos y la ausencia de recolección de pruebas en casos de violencia sexual.

Fuente: save the children

“El sistema debe tener mecanismos que garanticen la protección de los niños y niñas víctimas y, sobre todo, debe evitar la revictimización. Para ello es necesario que reciban la atención de un equipo multidisciplinario integrado por profesionales que manejen el aspecto médico, psicoterapéutico, jurídico legal y social.”, afirmó Ángulo.

Finalmente hizo énfasis en la necesidad de educar e informar a los niños acerca de sus derechos con el fin de garantizar que estos sean respetados y se puedan ejercer de manera plena. “Es necesario un proceso educativo para que los niños, niñas y adolescentes se reconozcan como sujetos de derechos que deben vivir libres de violencia”.

El evento se llevó a cabo en el marco del proyecto “Infancia sin violencia. Sistema para la Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes” impulsado por Save the Children, que tiene como objetivo promover la protección de la infancia en situación de vulnerabilidad a través del fortalecimiento del sistema público de protección.