Varias familias que resultaron damnificadas tras el terremoto del 2007  han iniciado una nueva etapa en sus vidas: Luego de perderlo todo ahora son dueños de su propia fuente de ingreso, “La laguna azul”, un restaurante campestre donde el rey de la carta es la Tilapia, un nutritivo pescado que ellos mismos están produciendo en el distrito de San José de los Molinos en Ica.

“Estamos muy emocionados, no pensamos que íbamos a lograr esto. Si Ayuda en Acción no nos hubiera propuesto este proyecto, no lo hubiéramos logrado. No podemos creer que todo empezó con la crianza de las tilapias, ahora todo dependerá de nosotros. Estamos con muchas ganas de hacer crecer este negocio” comenta  José Yáñez Sayritupac, padre de familia beneficiado con este proyecto implementado por Ayuda en Acción y su contraparte, la ONG DECAL.

Se trata de un nuevo emprendimiento económico promovido por Ayuda en Acción con el fin de que los damnificados puedan salir adelante tras la tragedia que les tocó vivir, generando sus propios recursos y dinamizando la economía de sus comunidades. Además del restaurante, se ha impulsado la producción tecnificada de tilapias y la venta de piedra chancada para la construcción.

Para ello, la organización  ha apoyado con la implementación de maquinarias, capacitaciones técnicas y asesoría para la formalización como empresas legalmente constituida, además de brindar asesoría profesional permanente a los beneficiaros para garantizar la continuidad y el éxito del proyecto.

Más casas antisísmicas para los damnificados

Asimismo, 43 nuevas casas antisísmicas fueron entregadas a los damnificados de los distritos de Santiago, Ocucaje y San José de los Molinos  en Ica, en presencia del Director Nacional de Ayuda en Acción-Perú, Juan Ignacio Gutiérrez Fuente. “Con estas casas ya superamos las trescientas viviendas entregadas a las familias que lo perdieron todo en el terremoto del 2007 y seguiremos construyendo”, anunció.

“Solamente hay que dar un breve paseo por nuestras calles para ver la enorme diferencia que hay entre lo que fue, cuando todo era desolación y tristeza, y lo que ahora es con nuevas viviendas que quizá ninguno de nosotros soñó tener algún día y que tal vez con nuestro propio esfuerzo y de manera individual no hubiéramos podido construir. Ahora nuestras viviendas construidas por Ayuda en Acción tienen ambientes apropiados que hacen posible que nuestros hijos se desarrollen sanos, puedan estudiar y aprender mejor sus lecciones y así ser mejores personas en el futuro”, Dijo Gregorio Uribe Guillen, uno de los beneficiarios en representación  de las familias beneficiadas durante la ceremonia de inauguración.

La entrega de viviendas y el impulso de emprendimientos económicos locales, forman parte del Programa de Reconstrucción y Recuperación Psicosocial que la Fundación española Ayuda en Acción viene ejecutando en Ica desde principios de 2008 y gracias al cual ya ha sido posible entregar 310 casas antisísmicas a las familias damnificadas, 24 nuevas aulas para que las niñas y niños puedan seguir asistiendo a clases, además de seguir apoyando nuevos proyectos de negocios, entre ellos la producción de tilapias, crianza de cuyes y producción de paltos, para que los afectados puedan generar sus propios ingresos. Este programa se prolongará hasta fines del año 2010.