Culminó exitoso encuentro binacional Perú-Bolivia de intercambio de experiencias del programa Interactuando con Territorios Vivos Zona Andina 

En el marco del programa Interactuando con Territorios Vivos*, la ONG belga Eclosio organizó el “1er encuentro binacional de Intercambio de experiencias y aprendizajes del programa Interactuando con territorios vivos zona andina: avances y perspectivas”, realizado del 26 al 29 de marzo del presente año en Lima y Ancash.

Evento que convocó a más de 30 representantes de más de 12 organizaciones de ambos países, quienes dialogaron y debatieron en torno a proyectos de desarrollo rural sostenible en Perú y Bolivia, a las estrategias y procesos generados, a la participación y empoderamiento de la población local y sus organizaciones, así como a su incidencia a nivel país y subregión andina.

Entre los principales temas de debate del encuentro, destacaron la agricultura familiar agroecológica, gestión territorial, relaciones entre la agricultura familiar agroecológica y la gestión territorial, así como el enfoque de género e interculturalidad.

El primer día se realizó en la ciudad de Lima con un taller de reflexión sobre los procesos de cambio en la cooperación no gubernamental al desarrollo: relaciones entre organizaciones nacionales e internacionales de sociedad civil, así como los retos de la solidaridad, la competencia y la sostenibilidad; esto como resultado de un interesante ciclo de eventos reflexivos en Perú y Bolivia desde el 2018, y que culminará este año con la publicación de un documento de sistematización de todo el proceso de trabajo.

Los siguientes días del encuentro se realizaron en la región Ancash, luego de viajar 8 horas desde la ciudad de Lima a la ciudad de Huaraz y de allí cerca de 4 horas más de viaje a la provincia de Aija y distrito La Merced. La delegación peruano-boliviana recorrió la ruta agroecológica y conoció diversas experiencias de manejo en parcelas de productores/as agroecológicos avanzados del caserío de Ullucurán y de la microcuenca del río pescado. Hicieron también un largo recorrido hasta la Laguna de Tuctu, en la naciente de la microcuenca (cerca de 4800 msnm); y junto a los comuneros y dirigentes de la comunidad Santa Cruz de Rurek y autoridades municipales del distrito La Merced, recorrieron áreas de reforestación comunal y también participaron de un acto simbólico con la plantación de especies forestales nativas como el quinual. Sin duda fue una increíble experiencia festiva de vida, de relación y retribución a la naturaleza junto con la comunidad local.  El último día culminó en la ciudad de Huaraz con un taller de balance, de intercambio de reflexiones y perspectivas de todo lo vivido y observado con las comunidades.

Gracias a todas y todos nuestros colegas de Bolivia: REMTE, APROSAR, AOPEB, LOUVAIN COOPERATION, TIERRA, UMSA y UPEA; y de Perú: DIACONÍA (anfitrión en Ancash), JDDP, GGE, CAP, CEPES, Eclosio y por supuesto gran reconocimiento a las familias campesinas y comunidades visitadas por haber hecho posible este encuentro maravilloso.

 

*Financiado por la Cooperación Belga al Desarrollo (DGD) y Eclosio (ex ADG)

 

Hacer Comentario