Después de 2 años de trabajo, se concluyó el proyecto “Cultura inclusiva en centros educativos regulares en zonas de pobreza de Perú”, financiado por la Generalitat Valenciana (GVA). Nuestro aliado nacional el Centro de Capacitación J.M. Arguedianos, organización con más de 20 años de trabajo a favor de la infancia en la región central del Perú.

Este proyecto, creado con el fin de contrarrestar los efectos de la exclusión social a la que están sometidos los niños, niñas y adolescentes con algún tipo de discapacidad, tuvo como uno de sus logros principales la inclusión de 435 niños y niñas con discapacidad en instituciones educativas estatales de Junín y Huancavelica, regiones en las que se implementó el proyecto.

189 niños y niñas fueron incluidos a escuelas regulares sobre todo gracias al trabajo de los Municipios Escolares. Esta organización de niños y niñas implementó campañas de sensibilización realizadas en las comunidades y contribuyó a la difusión de spots sobre cultura inclusiva. Otros 246 niños y niñas con discapacidad que no habían sido diagnosticados previamente, fueron identificados en la misma escuela, y sus maestros ahora aplican prácticas inclusivas con ellos.

“Un logro del proyecto es la satisfacción de que los alumnos han logrado adaptarse con gran facilidad a las actividades físicas y mentales. Van perdiendo la timidez, la vergüenza y mejora su rendimiento, y además se integran con facilidad a los grupos participando conjuntamente con los demás niños” declaran satisfechos los docentes de una de las escuelas de Huancayo en las que se implementó el proyecto.

Asimismo, 1108 directores y docentes de 50 Instituciones Educativas fueron informados y sensibilizados sobre cultura inclusiva y discapacidad. Un grupo de docentes de Chanchamayo reveló que estas capacitaciones dadas en el marco del proyecto les han permitido mejorar su actitud frente a los niños con habilidades diferentes. Los padres y madres de familia también formaron parte de esta campaña de sensibilización. 818 padres y madres asistieron a jornadas de información.

Si bien el proyecto ha contribuido a que los niños, niñas y adolescentes con discapacidad accedan a un sistema educativo que respete su derecho a una educación inclusiva y de calidad, aun queda mucho por hacer.

Según el Informe Defensorial Nº 127, del año 2007, “Educación Inclusiva: Educación para todos. Supervisión de la política educativa para niños y niñas con discapacidad en escuelas regulares”, aproximadamente el 87.1% de niños y niñas con discapacidad en edad escolar se encuentran fuera de la escuela. Además los pocos que asisten a una institución educativa regular sufren algún tipo de exclusión ya sea por la falta de recursos destinados a la institución educativa, la falta de valoración de sus diferencias y potencialidades, la falta de capacitación a los docentes, la falta de adaptación de la currícula escolar, los problemas de infraestructura, entre otros.

“Creo que el gobierno da algunas normas para priorizar algunos trabajos, pero no es suficiente”, señala el director de una institución educativa de Chanchamayo. “Quisiéramos la elaboración de un instrumento técnico pedagógico para poder evaluar y descartar los tipos de discapacidad, también quisiéramos asesoramiento psicopedagógico y hacer seguimiento con los padres y los mismos niños”, señalan los docentes que participaron del proyecto en Huancayo.

Para cubrir estas necesidades, consideramos necesario mantener una inversión sostenida en la educación de niños y niñas con discapacidad ya que de esta manera sus derechos serán respetados plenamente.

Mayor información: Save The Children

Sobre El Autor

La Coordinadora de Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (COEECI) es una red fundada en el año 1994. Agrupa a organizaciones privadas de cooperación internacional para el desarrollo que laboran en el Perú. Su principal objetivo es actuar como interlocutor organizado de estas entidades ante el Estado peruano, así como ante las instituciones privadas y públicas relacionadas con el tema.

Artículos Relacionados