En el marco de la campaña de sensibilización “Un voto informado es un voto responsable” ¡Decide a conciencia! que promueve la Fundación Ayuda en Acción en Perú, como parte de su trabajo en materia de gobernabilidad y ciudadanía, se realizaron una serie de foros y talleres en diversas zonas del país con el fin que la población conozca los mecanismos de información y tome una decisión informada y responsable en las elecciones generales.

En este contexto, en San Juan de Lurigancho, el distrito más grande y poblado no sólo de Lima sino del país, se realizaron talleres, foros y debates de candidatos al Congreso de la República durante el mes de marzo y los primeros días de abril.

Así, la ONG TACIF socia local de Ayuda en Acción en el distrito, apoyó la realización de Debate de Candidatas al Congreso organizado por Coordinadora Multisectorial por los Derechos de la Mujer del distrito, el mismo que tuvo como agenda principal: “La mujer” y contó con la participación de las principales candidatas al parlamento de diversas agrupaciones políticas.

Al encuentro asistieron más de 300 mujeres de las organizaciones de base de San Juan de Lurigancho quienes escucharon atentamente las propuestas de las aspirantes al legislativo en torno a participación política de la mujer, salud y economía, violencia familiar y seguridad alimentaria con énfasis en la implementación de comedores populares. Las candidatas participantes fueron: Teresa Salazar Allain (Alianza por el Gran Cambio); Elizabeth Querol Campos y Pilar Freitas (Perú Posible); Bertha Tanta (Fonavistas del Perú), Rosa Mavila (Gana Perú); Elva Quiñones, Susel Paredes y Rosa Dueñas Morales (Fuerza Social).

Posteriormente se realizó el Foro Público radial “Los candidatos escuchan” organizado por la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza y TACIF con el auspicio de Ayuda en Acción. La cita fue en radio La Planicie de San Juan de Lurigancho y contó con la participación de ocho aspirantes a congresistas de diversas agrupaciones políticas quienes expusieron sus propuestas para legislar en el país.

De otro lado, Yancana Huasy, también socia de Ayuda en Acción en el distrito, realizó Talleres y charlas con el fin de capacitar especialmente a las personas con discapacidad y sus familias sobre la forma correcta de emitir un voto conciente e informado. Algunas de las actividades fueron el análisis de las hojas de vida de los candidatos, el conocer sus planes de gobierno y la búsqueda de información electoral a través de la web.

La campaña de “un voto informado..” culminó en San Juan de Lurigancho con una charla realizada el 06 de abril por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) la misma que fue organizada por Yancana Huasy-Ayuda en Acción.

En otro punto del país, en Ica, la ONG DECAL, social local de Ayuda en Acción, realizó talleres, charlas informativas y ferias itinerantes en los distritos de Santiago, Ocucaje y San José de Los Molinos, con el fin de dar a la población las herramientas necesarias para que puedan tomar una decisión informada. La ONPE también participó en estas actividades de capacitación.

Finalmente, en el departamento de Cajamarca, la ONG PRODIA y Ayuda en Acción apoyaron la realización del Foro de Debate Electoral organizado por la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza que se realizó el 25 de marzo en la ciudad de Cajamarca. El evento reunió a 42 candidatos al congreso de las agrupaciones políticas Gana Perú, Perú Posible, Fuerza Social, Solidaridad Nacional, Fuerza 2011, Partido Aprista Peruano y Alianza por el Gran Cambio, quienes expusieron sus planes de trabajo en materia de salud, educación, desarrollo económico y medio ambiente en caso de ser elegidos representantes de la región.

Es importante destacar que para Ayuda en Acción, el empoderamiento es un medio y un fin en el intento de que las personas y comunidades fortalezcan las capacidades organizativas, técnicas y políticas necesarias para ser los protagonistas de su propio desarrollo.

Por ello, la organización considera que la creación de una ciudadanía activa con voz propia, que sea capaz de reclamar sus derechos ante instituciones, es condición necesaria para garantizar la viabilidad de los proyectos de desarrollo y, para ello, lleva a cabo acciones dirigidas a la capacitación y sensibilización de personas, organizaciones y funcionarios de las administraciones públicas locales en los derechos, obligaciones y principios que garantizan el funcionamiento democrático de la sociedad.