El Consejo Directivo de la Coordinadora de Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (COEECI) lamenta las informaciones difundidas recientemente sobre la labor que realiza Perú Support Group (PSG).

Como red de varias organizaciones privadas de cooperación internacional que trabajan en el Perú (ENIEX), la COEECI, por medio de sus asociadas, conoce la trayectoria de PSG como una organización seria, independiente y comprometida en temas relacionados a la vigencia y respeto de los derechos humanos y el fortalecimiento de la democracia. Hemos tenido la oportunidad de conocer a distinguidas personalidades miembros de PSG como Rosemary Thorp, John Crabtree y otros, grandes peruanistas amigos, de los cuales podemos dar fe de su compromiso y calidad de trabajo.

A pedido de Perú Support Group, difundimos los siguientes comunicados:

Comunicado de Peru Support Group

PSG

Ver más documentos de COEECI.

Carta del Dr. John Crabtree compartida por Peru Support Group

“¿Puedo aprovechar esta invitación de Martín Tanaka para aclarar el tema del Peru Support Group?

El PSG ha sido antes objetivo de este tipo de rumores malintencionados. En 1992, cuando el gobierno de Fujimori estaba buscando chivos expiatorios externos por sus problemas domésticos, el entonces presidente intentó enlodar la reputación del PSG relacionándolo con Sendero Luminoso y sus actividades en Londres. En una ocasión, después de protestas diplomáticas por parte del gobierno británico de entonces, el embajador peruano respondió finalmente al PSG y a otros acusados de ser “embajadores del terror”, por lo que llamó un “error lamentable”.

En ningún momento desde que fue fundado en 1983 el PSG ha estado asociado con Sendero Luminoso o apoyado sus puntos de vista. Es más, hubo conflictos abiertos con personas que apoyan a Sendero Luminoso que trataron, en varias ocasiones, de controlar reuniones públicas del PSG. El PSG, como ha sido mencionado, trabaja para llamar la atención sobre el problema de la violación a los derechos humanos, perpetradas ya sea por Sendero Luminoso como por las fuerzas armadas peruanas.

Quiero añadir que me parece lamentable que Lourdes Flores, una abogada con un sólido desempeño democrático, haya caído en desenterrar esos “errores lamentables”, como una táctica electoral barata para conseguir respaldo. Me he encontrado con Lourdes en varias ocasiones, en Estocolmo y en Lima, y siempre la he tenido en alta estima. Encuentro verdaderamente sorprendente que haya caído tan bajo en su campaña para ser alcaldesa de Lima. Uno de los prerequisitos del trabajo parecería ser el respeto por la verdad, o lo mínimo sería la disposición a confirmar la veracidad de historias truculentas antes de repetirlas”.

Dr. John Crabtree
Investigador Asociado
Latin American Centre, Oxford University

Versión Original:

May I take this invitation from Martin Tanaka to set the record straight about the Peru Support Group?

The PSG has been the target of this sort of malign muck-spreading before. In 1992, when the Fujimori government was looking for foreign scapegoats for its domestic problems, the then president sought to besmirch the reputation of the PSG by linking the group with Sendero Luminoso and its activities in London. On that occasion, after diplomatic remonstrations by the British government of the time, the Peruvian ambassador eventually responded to the PSG and others accused of being “ambassadors of terror” for what he called a “lamentable error”.

At no time since it was founded in 1983 has the PSG been associated with Sendero Luminoso or espoused its views. Indeed, there were open conflicts with supporters of Sendero Luminoso who tried, on a number of occasions, to take over PSG public meetings. The PSG, as has been mentioned, was set up to highlight the problem of human rights violation, whether perpetrated by Sendero Luminoso or the Peruvian armed forces.

May I say that I find it lamentable that Lourdes Flores, a lawyer with a strong democratic record, stoops to digging up such “lamentable errors” as a cheap electoral tactic to rally support. I have met Lourdes on several occasions, both in Stockholm and in Lima, and have always held her in high regard. I find it truly surprising that she has stooped so low in her campaign to be mayor of Lima. One of the prerequisites for the job, it would seem, would be regard for the truth, or at the very least a willingness to check out bogus stories before repeating them.

Dr John Crabtree,
Research Associate, Latin American Centre, Oxford University