Ante la publicación del DS 003-2011-MINAG por el Ministerio de Agricultura, el 15 de abril de 2011, que aprueba el Reglamento interno sectorial de bioseguridad para actividades agropecuarias o forestales, la Coordinadora de Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (COEECI) considera necesario pronunciarse:

  • Como Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (ENIEX) que integramos la COEECI y como consta en nuestro código de ética, trabajamos con el propósito de fomentar la vigilancia y promoción de los derechos humanos, la protección de ecosistemas, el fomento del desarrollo sostenible y de otros bienes de utilidad pública. En este sentido, nos preocupa tanto el contenido del DS 003-2011-MINAG como la forma precipitada de publicarlo.
  • El DS 003-2011-MINAG aprueba el Reglamento interno sectorial de bioseguridad para actividades agropecuarias o forestales, regulando el uso y actividades con Organismos Vivos Modificados (OVM), conocidos como transgénicos. La norma deja así abierta las puertas al ingreso de transgénicos sin el adecuado control de los riesgos a la salud, la biodiversidad y la economía del país. En particular, no sólo NO favorece a los pequeños agricultores, población meta de varias instituciones que integran la COEECI, sino que les puede ocasionar una dependencia económica y tecnológica, que la mayor parte de ellos no está en la capacidad de afrontar. Cabe precisar que los OVM son incompatibles con la producción ecológica, producción que decenas de miles de productores rurales, en especial pequeños, están practicando y por la cual han dedicado esfuerzos considerables para proveer de alimentos de alta calidad a sus familias, a los mercados locales y al mercado de exportación.
  • Nos preocupa, asimismo, el impulso de último momento para publicar el DS 003-2011, dejando sin efecto el diálogo iniciado hace algunos años con la sociedad civil y las instituciones involucradas en el tema; sin tomar en cuenta los decretos promulgados en varias regiones declarándose “Región Libre de Transgénicos”, como es el caso de Ayacucho, Cusco, Huánuco, Lambayeque, San Martín. Esta precipitación contrasta con la lentitud para publicar los reglamentos de la “Ley de promoción de la producción orgánica o ecológica” (que prohíbe el uso de OVM) y del “Código de Protección y Defensa del consumidor” (que establece la obligatoriedad de etiquetar los productos que contienen ingredientes genéticamente modificados).
  • La COEECI considera necesario que el Ministerio de Agricultura reflexione sobre los recientes pronunciamientos de gremios y organizaciones representativas de los productores agrarios, campesinos, profesionales de salud, académicos, gastrónomos, consumidores y ciudadanos que solicitan la derogatoria del DS 003-2011-MINAG y la moratoria al ingreso de transgénicos al Perú.

Frente a lo antes señalado, la COEECI llama al diálogo, al restableciendo de un clima propicio mediante una moratoria del DS 003-2011-MINAG, a fin de analizar científicamente los potenciales impactos, contar con la infraestructura e institucionalidad imprescindibles para el control y la regulación de una eventual presencia de OVM en el país, y abrir un debate amplio a nivel nacional.

Consejo Directivo COEECI