• “Cerros Seguros en el distrito de El Agustino: Una respuesta social frente al abuso sexual de niñas” es el proyecto impulsado por la ONG ASPEm y financiado por el Fondo Ítalo Peruano que busca prevenir los casos de violencia sexual en los niños y niñas del distrito.
  • El proyecto contempla trabajar tres componentes que incluyen el fortalecimiento de las capacidades personales de los niños para el auto cuidado frente a situaciones de riesgo y abuso sexual, la adecuación de viviendas y espacios públicos seguros para la recreación y la mejora de la administración pública para casos de delito contra el pudor.
  • Títeres “Agustino” y “Catalina” serán quienes mediante el juego conduzcan a los niños a las acciones de prevención sexual en el módulo del auto cuidado.
  • Más de cinco mil niñas, niños y adolescentes de siete asentamientos humanos se verán beneficiados al finalizar los 30 meses que durará el proyecto.

La Asociación Solidaridad de Países Emergentes (ASPEm) presentó en un acto oficial ofrecido en el colegio “Los Libertadores de Ayacucho” del distrito El Agustino el proyecto “Cerros Seguros en el distrito de El Agustino: Una respuesta social frente al abuso sexual de niñas”, el cual busca prevenir los casos de violación sexual de niñas, niños y adolescentes a través de un trabajo integral en siete asentamientos humanos de la jurisdicción: Los Independientes, 07 de Octubre, Amauta I, Amauta II, Santa Isabel, Las Terrazas de Catalina Huanca y Virgen del Carmen.

El proyecto que es ejecutado junto con la municipalidad del distrito fue presentado en presencia del embajador de Italia, Exmo. Sr. Francesco Rausi, la ministra de la Mujer, Virginia Borra, el alcalde de El Agustino, Víctor Salcedo Ríos, entre otras autoridades.

La coordinadora del proyecto, Cecilia Miranda Prieto, explicó en el evento de presentación de “Cerros Seguros” que la intervención se organiza en tres componentes principales. Uno: el fortalecimiento de capacidades personales para el auto cuidado y protección frente a situaciones de riesgo y abuso sexual. Dos: el mejoramiento de espacios seguros de vivienda y barrio para la convivencia familiar y en comunidad. Y tres: la incidencia para mejorar la administración de justicia y promover acciones positivas a favor de los niños, niñas y adolescentes.

Así, el primer componente se llevará a cabo a través del programa educativo lúdico “animaniñas” dirigido a los niños entre 03 y 12 años de edad, el cual tiene como objetivo enseñarles de una manera amena y didáctica sobre la identidad de género, las emociones, las diferentes situaciones de riesgo, entre otros puntos de interés. Entre los materiales lúdicos destaca “Agustino” y “Catalina”, dos simpáticos personajes hechos títeres que ayudarán a concientizar a los menores sobre la importancia que tiene la prevención y la comunicación.

Para tal fin ASPEm capacitó a las promotoras del PRONOEI (Programa No Escolarizado de Educación Inicial), de las SET (Salas de Estimulación Temprana)  y a las docentes del nivel primario de las instituciones educativas de los AAHH de El Agustino para la correcta aplicación de dicho material y el manejo de pautas de prevención frente al abuso sexual.  “La idea es que lo niños reconozcan las diferentes situaciones de riesgo que se les pueden presentar y saber qué hacer ante ellas, señala Miranda.

De otra parte el segundo componente propiciará, debido al hacinamiento en que viven muchas familias, que los menores cuenten en sus viviendas con ambientes seguros para el descanso, por lo que el proyecto contempla separar el espacio de dormir de los niños con el espacio de dormir de los adultos, ello debido a que las investigaciones previas arrojaron que estas condiciones de vida eran un factor que contribuía al abuso sexual.

A la fecha 20 familias de los cerros Virgen del Carmen y Santa Isabel ya han sido beneficiadas con la adecuación de sus viviendas. La meta final es llegar a 500. La selección de estas se encuentra a cargo de un comité evaluador integrado por instituciones públicas como la Municipalidad de El Agustino, el Centro de Emergencia Mujer (CEM), ASPEm y la directiva de cada cerro, que toman en cuenta para la intervención que las familias tenga entre sus miembros niños menores de 14 años, que vivan en mono ambientes y sean propietarios.

Asimismo, con el propósito de que los niños cuenten en el barrio con áreas públicas seguras para su esparcimiento y recreación, la coordinadora del proyecto señaló “ASPEm trabajará con la municipalidad en la promoción y construcción de dos parques y en la conformación de comités para la organización, habilitación y vigilancia de los mismos. Actualmente ya se encuentra en construcción el primero de ellos en Virgen del Carmen, considerado espacio símbolo para la protección de niñas y niños y que ya cuenta con un comité de promoción integrado por miembros de la comunidad”.

Por último, el tercer componente estará dirigido a capacitar a los operadores del sistema de administración de justicia, funcionarios municipales y de instituciones públicas y privadas para que brinden una atención adecuada y efectiva a casos de abuso sexual en menores de edad, según su competencia. Esta capacitación se complementará con un seminario temático y se apoyará con la publicación de un compendio normativo sobre los delitos contra la libertad sexual de niñas, niños y adolescentes. Además, se promoverá la implementación de un sistema de registro de atención de los casos de abuso sexual a niños, capacitándolos para la aplicación del sistema y monitoreando la aplicación de las fichas de registro de atención-derivación.

Este componente propiciará también la instalación de una Sala de Entrevista Única en el distrito, con el objetivo de propiciar un ambiente seguro para el menor al momento de denunciar el delito, el cual será grabado para evitar que preste su declaración en más de una ocasión.

De igual forma se desarrollarán investigaciones sobre abuso sexual en menores de edad de la zona que serán entregados a la Comisión de la Mujer del Congreso de la República, el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social –MIMDES- la Municipalidad distrital de El Agustino  y otras instancias revisoras, con el objetivo de que sustenten propuestas y/o modificatorias de la legislación sobre el tema y la promoción desde el gobierno local de acciones positivas a favor de las niñas y niños.

“Cerros Seguros en el distrito de El Agustino: Una respuesta social frente al abuso sexual de niñas” se encuentra en su etapa inicial, durará 30 meses y espera beneficiar a un aproximado de cinco mil niñas, niños y adolescentes.

Origen del problema

Los AA.HH de los cerros de El Agustino son considerados como zonas de mayor pobreza en Lima Metropolitana y también los que presentan los niveles más altos de hacinamiento.  Además de la pobreza, se conjugan una serie de circunstancias que se constituyen en amenazas para la seguridad física de las personas, especialmente de los niños y adolescentes, siendo el abuso sexual uno de los riesgos al que más se encuentran expuestos.

De este modo, se tiene que el Centro de Emergencia Mujer de El Agustino, en lo que va del año, lleva registrados 22 casos de abuso sexual, el 68.18% son niñas y adolescentes de 0 a 17 años de edad, y  la Comisaría de San Pedro, con jurisdicción en los AAHH 07 de Octubre, Amauta I y Amauta II, recibió 12 denuncias por delitos de violación sexual, el 83.33% de las víctimas fueron mujeres y el 16.67% hombres.

Si bien las cifras son preocupantes, más alarmante es reconocer que estas representan solo un porcentaje de la problemática, ya que un buen número de casos no son reportados por desconocimiento de los mecanismos de denuncia, por la exposición reiterada  a la que se encuentran expuestas las víctimas o por un tema cultural.

Es por ello que la ONG ASPEm decidió trabajar en el tema de la prevención del abuso sexual infantil con el objetivo de formar niños más seguros y saludables y capaces de afrontar con éxito situaciones en que corran riesgo su integridad física y emocional.

Para tal fin avocará sus esfuerzos en fortalecer el trabajo conjunto de instituciones de diversos sectores: colegios, comunidad e instituciones públicas, que de forma articulada trabajarán en la prevención y atención de situaciones de violencia y abuso sexual de niños y niñas.

“Los casos de violencia sexual en menores es un problema real, hay que educar a los niños sobre medidas de prevención y a las autoridades demandar un mejor tratamiento para enfrentar este tipo de situaciones, solo así, a través de un trabajo integral y coordinado, se evitará que se haga daño a más niños y que se produzcan más casos que lamentar” enfatizó la coordinadora del proyecto.

Sobre ASPEm

La Asociación Solidaridad Países Emergentes – ASPEm es una organización no gubernamental de cooperación internacional sin fines de lucro nacida en Italia (Cantú – Milan) en 1979, a partir de una experiencia de comunidad cristiana con un fuerte compromiso social y civil.

ASPEm, inicia sus actividades  en el Perú en 1987, en las zonas urbano marginales de Lima Este, trabajando con las poblaciones de extrema pobreza que se encuentran excluidas y asentadas en los cerros periféricos y otras zonas pobres del país. Sus primeros programas de atención integral se dirigieron a los niños y niñas de la calle, del barrio y trabajadores. En la actualidad se dirige hacia el desarrollo comunitario, involucrando a la población en proyectos multidisciplinarios cuyas acciones fortalecen la participación ciudadana y la equidad de género.

2 Respuestas

  1. Ruth Miriam

    Hola,
    En la Iglesia cristiana a la que pertenezco (La Tinguiña-Ica), han habido varios casos de abuso sexual a niñas y niños. Soy psicóloga de profesión y queremos trabajar la prevención con los niños y padres de nuestra iglesia. Desearía saber más sobre tu programa para tomar algo de ello.
    Gracias

    • COEECI

      Estimada Ruth,

      En la sección quiénes somos, se encuentra la ficha institucional de ASPEm, ENIEX encargada del proyecto, al cual le puedes escribir directamente.

      Saludos cordiales