Uno de los programas que impulsa la Fundación Ayuda en Acción en Perú con ese fin es el Programa de Agua Segura con el método SODIS (desinfección solar del agua) que está siendo utilizado por 14,791familias en diversas comunidades del país.

Dicho programa se concretó mediante una alianza entre Ayuda en Acción la Fundación SODIS y el Ministerio de Salud, teniendo como puntos de partida la alta tasa de morbilidad por el consumo de agua contaminada que se da en las poblaciones más pobres del país, especialmente del área rural, y en general al poco acceso al agua de los que menos tienen, quienes –paradójicamente- terminan pagando mucho más por el recurso aunque éste no sea apto para su consumo.

Pero ¿En qué consiste el método SODIS? Se trata de una tecnología sencilla de tratamiento para mejorar la calidad microbiológica del agua para beber. Consiste en exponer el líquido  –usando envases transparentes de plástico- a los rayos del sol en las horas de mayor exposición y sobre superficies que permitan capturar la energía solar. La radiación solar destruye los elementos patógenos existentes en el agua.

De esta manera, Ayuda en Acción a través del proyecto denominado “Promoción de prácticas y estilos de vida saludables en torno al agua segura y hábitos de higiene en el Perú”,  ha capacitado a miles de familias e implementado los sistemas para su puesta en marcha.

Así, sólo entre el 2008 y el 2010 se logró que 7,156 familias de diversas comunidades de Lambayeque, La Libertad, Piura, Ica, Huancavelica, Cusco, Apurímac y Puno utilicen este método. Adicionalmente se ha capacitando a 479 promotores y promotoras de salud quienes están contribuyendo al monitoreo y seguimiento de estas familias que ya están mejorando su calidad de vida.

Asimismo, este método de desinfección solar del agua está siendo usado con éxito también en las escuelas del área rural con el apoyo de profesionales de la salud y la educación quienes han asumido los trabajos de monitoreo. En ese sentido, hasta el 2010 más de 6,000 alumnos y alumnas de 150 escuelas del país se han sumado al proyecto gracias a los 305 maestros capacitados que están fomentando el consumo de agua segura y la práctica del lavado de manos, entre otros hábitos saludables.

Implementación de sistemas de agua para el consumo:

De otro lado, Ayuda en Acción está mejorando las condiciones tecnológicas y organizativas de los sistemas de agua para consumo humano y riego gracias al trabajo conjunto con las comunidades beneficiarias y las autoridades locales en diversos puntos del país.

Un ejemplo de ello es el sistema de agua potable inaugurado por Ayuda en Acción y su socia local, la ONG VISAD, en el distrito de La Matanza, provincia de Morropón, en Piura, que benefició a decenas de familias de siete comunidades rurales que no contaban con el servicio y que tenían que abastecerse de agua a través de camiones cisternas, una situación que además de  demandarles altos costos era poco saludable.

Esta obra nos ha beneficiado mucho porque no sólo ahorramos dinero y  tiempo debido a que antes traíamos el agua de un pozo a nuestras casas. Ahora contamos con agua de calidad para consumir y mantener la higiene, cosa que vemos reflejada en la disminución de enfermedades en nuestros niños, como la diarrea, parasitosis y problemas de la piel” Señala Juana Yarleque de Ojeda, promotora de salud de la localidad de Cruz Verde y beneficiaria del sistema de agua potable instalado por VISAD-Ayuda en Acción con el apoyo de la Municipalidad Distrital de La Matanza y toda la población involucrada.

 


Desinfección solar del agua con el método SODIS. Distrito de La Matanza, en Morropón, Piura. Foto: Stella Watmough/AeA-Perú

 

El agua también se cosecha: Programa de siembra y cosecha de agua en las zonas altoandinas

Paralelamente Ayuda en Acción ejecuta el programa de Siembra y Cosecha de Agua, una propuesta que busca hacer frente a la escasez de agua en las zonas altas de Perú ocasionada por su mal uso, la deforestación y el cambio climático.

La “cosecha de agua” es una alternativa sostenible en aquellas zonas donde es más complicado acceder a este recurso. Este programa tiene como punto de partida la siembra de especies de plantas que actúan como esponjas y captan gran cantidad de agua de lluvia. Con el tiempo, esa agua es “cosechada” mediante canales y en grandes reservas organizadas como embalses  que sirven para aprovechar el agua de la lluvia y también de los manantiales.

A través de estos reservorios es posible utilizar el agua de manera eficaz ya que además se incorporan sistemas de riego tecnificado que hacen posible la siembra en tierras secas donde antes era imposible cultivar.

Hasta el 2010 Ayuda en Acción ha hecho posible la construcción de 202 reservorios en las zonas altoandinas de Perú, en especial, en las provincias de Hualgayoc, Chota, Santa Cruz y Cutervo en el departamento de Cajamarca, así como en los departamentos de Cusco, Apurímac, Puno, Ayacucho y Huancavelica y las partes altas de Piura, Lambayeque y La Libertad, gracias a los cuales se han beneficiado 2,758 familias que viven de la agricultura.