• Proyecto “Chincha Segura y habitable” con 3 millones de soles provenientes del fondo Italo Peruano ha impulsado acciones de capacitación en salud, vivienda,  fortalecimiento de las oficinas de Defensa Civil en cinco distritos de la provincia de Chincha, entrega de bonos de  construcción y asesoría legal para titulación.
  • El proyecto busca beneficiar a 30 mil pobladores de Alto Larán, Tambo de Mora, Chincha Baja, Sunampe y Grocio Prado; y concluirá en octubre del 2011
  • Primera oficina de Defensa Civil en Tambo de Mora, totalmente equipada, será inaugurada este lunes 16 de agosto

Con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de la población de Chincha devastada por el sismo ocurrido el 15 de agosto del 2007, ASPEm viene ejecutando una serie de acciones en cinco distritos de la provincia: Alto Larán, Tambo de Mora, Chincha Baja, Sunampe y Grocio Prado, que incluye la entrega de 600 bonos en materiales de construcción para ser utilizados en el mejoramiento de las viviendas afectadas y el saneamiento básico.

Hasta la fecha, 245 hogares se han visto beneficiadas con estos bonos que están destinados a la construcción de viviendas seguras y habitables. La organización italiana ha capacitado previamente a las familias en tres tecnologías: quincha mejorada, adobe reforzado y albañilería tradicional con el fin de brindar mayor seguridad a las personas que viven en la zona.  Como paso siguiente la ONG italiana consideró conveniente dar asesoría legal a la población para que pueda iniciar formalmente sus trámites de titulación de propiedad ante COFOPRI, situación que actualmente se encuentra en proceso.

Vista la necesidad de impulsar acciones de prevención, se procedió al fortalecimiento de las oficinas de Defensa Civil en los cinco distritos de la zona. Se organizaron diversas reuniones con brigadistas y se elaboró el “Plan de Riesgo y Prevención de Desastres”, que tiene como objetivo actuar adecuadamente para minimizar los efectos que puede dejar un nuevo embate de la naturaleza. En este sentido,  ASPEm ha creado en el distrito de Tambo de Mora la primera oficina de Defensa Civil, que se inaugurará el lunes 16 de agosto, totalmente equipada tanto en infraestructura como en recurso humano, ya que cuenta con un  Comité de Brigadistas conformado  por especialistas y vecinos que se harán cargo de su funcionamiento y atención.

El diagnóstico de los hechos ocurridos en la zona permitió que la ONG identificara que uno de los puntos más vulnerables fuera el estado emocional en que se quedaban los damnificados. Esto motivo la capacitación en primeros auxilios psicológicos de  60 trabajadores de las postas  médicas del Ministerio de Salud ubicados en Alto Larán, Tambo de Mora, Chincha Baja, Sunampe y Grocio Prado. La finalidad, estar preparados ante un eventual desastre y contener a la población tras los efectos traumáticos.

Acciones paralelas al proyecto

Con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia y junto con la asociación CESVI y el Movimiento Laico para América Latina (MLAL), se destinaron 500 mil euros (1 millón 750  mil soles) a  acciones referidas a construcción y equipamiento del colegio Nº 244 en Chincha Baja, al levantamiento de un aula a base de quincha mejorada en el colegio Nº 22260 y dos aulas de material noble  en el instituto educativo Nº 22598 en el distrito de Sunampe. Asimismo se  suministró de un sistema de abastecimiento de agua al centro poblado Buenos Aires como también a los centros poblados de Canyar y Pozuelos Norte en Chincha Baja. De igual forma se dotó de redes de agua y desagüe con conexiones domiciliarias a UPIS San Antonio en el distrito de Tambo de Mora y a la urbanización San Antonio y Nuevo Canchamaná en el distrito de Sunampe.

La preocupación de la ONG italiana ha estado también focalizada en la capacitación de la población relacionada al cuidado de la salud y el medio ambiente, para tal efecto se conformaron promotores de salud ambiental y se fortalecieron los vínculos entre la población, autoridades e instituciones locales. También la mirada estuvo en la puesta en marcha de talleres de prevención de desastres, procesos de reubicación a Nuevo Tambo de Mora y el fortalecimiento de la organización de mujeres.

Para la reconstrucción de viviendas resultó fundamental fomentar el principio de la equidad de género (participación de hombres y mujeres por igual) y desarrollo comunitario, con el fin de que se valore el aporte y rol que cumplen las mujeres en la auto construcción de sus viviendas. Así como también lo importante que es el trabajo en equipo respetando las habilidades que tiene cada uno.

Cabe resaltar que con los niños y niñas se trabajó el fortalecimiento de identidad a través de cursos de cajón, danza e instrumentos afro peruanos. También se implementaron talleres lúdicos (metodología aplicada por ASPEm) para fortalecer temas como la equidad de género, el cuidado de la salud, del medio ambiente y la nivelación escolar; reforzarles el autoestima y hacerlos sonreír.

Las acciones de Aspem continuarán

El compromiso de ASPEm no termina con las acciones hasta la fecha emprendidas. Se tiene previsto desarrollar proyectos relacionados a abuso sexual por hacinamiento, desarrollo económico para microempresarios, voluntariado de los denominados cascos blancos  y desarrollo social con el mejoramiento de cultivos y ganado.

SOBRE ASPEm

La Asociación Solidaridad Países Emergentes – ASPEm es una organización no gubernamental de cooperación internacional sin fines de lucro nacida en Italia (Cantú – Milán) en 1979, a partir de una experiencia de comunidad cristiana con un fuerte compromiso social y civil.

ASPEm, inicia sus actividades  en el Perú en 1987, en las zonas urbano marginales de Lima Este, trabajando con las poblaciones de extrema pobreza que se encuentran excluidas y asentadas en los cerros periféricos y otras zonas pobres del país. Sus primeros programas de atención integral se dirigieron a los niños y niñas de la calle, del barrio y trabajadores. En la actualidad se dirige hacia el desarrollo comunitario, involucrando a la población en proyectos multidisciplinarios cuyas acciones fortalecen la participación ciudadana y la equidad de género.

Sobre El Autor

La Coordinadora de Entidades Extranjeras de Cooperación Internacional (COEECI) es una red fundada en el año 1994. Agrupa a organizaciones privadas de cooperación internacional para el desarrollo que laboran en el Perú. Su principal objetivo es actuar como interlocutor organizado de estas entidades ante el Estado peruano, así como ante las instituciones privadas y públicas relacionadas con el tema.

Artículos Relacionados